Zona de Confort VS Zona de Felicidad

Ésta vez quiero insistir en el trillado termino de la Zona de Confort, y no porque me quiera hacer pesada sino porque no es lo mismo saber algo que ponerlo en práctica.

La mayoría de veces me doy cuenta que la teoría está bastante clara pero que a la hora de la verdad no sirve de nada. Bueno, si, para frustrarse más y sentirse peor, porque no se encuentra la Puerta que da a la zona de felicidad. Y claro, es imposible hacerlo si continuas moviéndote con la mentalidad del falso Confort.

Antes de poder abrir esa Puerta y dar el paso real, hace falta haber trabajado tu interior, haber entendido conceptos y empezar a practicar para que todo lo que necesitas para dar el salto no te abandone en el último segundo, y tu inconsciente vuelva a ganar la partida y te de justificaciones para seguir manteniendo el estado mental de «yo soy» y no el de «yo estoy».

Si, es verdad que lo que te he dicho que has de hacer antes ya es tomar acción y salir de la zona de confort, pero no de una manera contundente como necesitas.

Prepárate, prepara tu mente, tu cuerpo y hasta si quieres a los de tu alrededor, aunque no avises mucho ni lo publiques demasiado porque si no vas a tener que batallar con el inconsciente del resto de persones, y te aseguro que el tuyo ya es lo suficiente fuerte como para dejarte en la cuneta.

¡Ei! que conste que no te quiero dar miedo ni preocupar pero si advertirte que todo requiere de un esfuerzo, y salir de la zona de confort para entrar en la de Felicidad, no es una excepción.

Así que ya sabes, prepárate, como si fueses ha realizar un campeonato…y da el salto como una guerrera que eres…Y luego encuentra tu velocidad de Crucero y ponle rumbo: Zona de Felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *